Cómo recuperarse de los excesos navideños – Propósitos de vida saludable

15 enero, 2019
VIDA_SALUDABLE-1200x800.jpg

Todos hemos cometido excesos durante estas Navidades… Nos hemos pasado con la comida, nos hemos pasado con el tipo de comida, hemos abusado de la bebida, hemos abandonado nuestra vida saludable… En fin, es una época que es así, y para remediarlo os damos algunos consejos que esperamos puedan seros útiles.

Propósitos de vida saludable

En primer lugar, si teníais los famosos propósitos de año nuevo, esperamos que los estéis llevando a cabo. Si no es así, sigue siendo un buen momento para hacerlo. Es ideal dejar de fumar (los que lo hacéis), realizar actividades o proyectos que os gustaría, y hacer ejercicio físico de forma saludable.

1. Ejercicio físico

En cuanto al tema del ejercicio físico, tan de moda últimamente en la sociedad, cabe destacar que es, como todo en la vida, beneficioso cuando se practica en su justa medida. No es sano tampoco obsesionarse y machacarse las articulaciones ni abandonar otros ámbitos de la vida por dedicarse en cuerpo y alma al deporte. Pero es bueno (para cuerpo, y para mente –mens sana in corpore sano–), si se realiza de forma moderada. Para aquéllos que no están habituados a hacer ejercicio, lo correcto es comenzar de forma progresiva sin darse grandes “atracones”, hasta que el cuerpo vaya cogiendo cierta forma. Para los que ya han hecho del ejercicio un hábito, hay que mantenerlo, lo ideal es hacer alguna actividad física 3 veces a la semana, lo que a cada cual le guste más. Hay que intentar no hacerlo a últimas horas del día ya que esto puede perjudicar nuestro descanso nocturno. También se puede aprovechar el momento del ejercicio para tener contacto con el aire libre y con la naturaleza, tomar el aire fresco y recibir esos rayos de sol que nos van a proporcionar vitamina D y fortalecer nuestros huesos.

2. Dormir bien

Respecto al descanso, es un tema importante, a esto se le denomina higiene del sueño. Lo ideal es mantener un horario de sueño constante, es decir, procurar acostarse y levantarse a las mismas horas, dormir en un entorno adecuado (sin ruidos, sin luz, con un colchón adecuado), y evitar el uso de las tecnologías durante la hora previa a acostarse. Lo ideal es dormir entre 7 y 8.5 h al día en el adulto, aunque las necesidades pueden variar de una persona a otra.

Poned en práctica estos consejos y comprobaréis cómo es maravilloso levantarse descansado, la vida sabe mejor!!

3. Dieta sana y equilibrada

Y respecto a los temidos kilos de más… es imperativo recuperar una dieta sana y equilibrada, sin obsesiones ni prohibiciones extremas tampoco. Lo ideal es una dieta de tipo mediterráneo que incorpore cantidad de frutas y verduras, proteínas, lácteos, cereales y legumbres. Debemos evitar el exceso de grasas (insistimos en evitar el exceso, no en evitar por completo porque también es sano darse un caprichito de vez en cuando y celebrar las cosas buenas de la vida). Hay que intentar hacer un buen desayuno al levantarse, tomar un tentempié a media mañana, después la comida y, si se desea, algo a mitad de tarde. Por último, hacer una cena no demasiado copiosa y por lo menos de 2 a 3 h antes de acostarnos nos permitirá un correcto descanso. Esto, unido a un ejercicio físico como hemos comentado, nos va a ayudar a mantenernos en nuestro peso y a encontrarnos saludables.

4. Reducir el consumo de alcohol

Finalmente, respecto al tema de los excesos de la bebida navideña, os decimos lo mismo que con todo lo anterior… No es necesario eliminarla por completo, hay que disfrutar de la vida, pero hay que tener en cuenta, aparte de sus efectos nocivos para la salud, que las bebidas alcohólicas constituyen un gran aporte de calorías que además son “vacías” nutricionalmente, con lo cual hay que moderar su consumo.

Si además de todos estos consejos, que no son de un resultado “inmediato”, sino que más bien son unos hábitos que te harán sentirte mejor y verte más guap@ con el tiempo, te apetece mejorar algún aspecto de tu cuerpo, quitar algún acúmulo de grasita que no se va, moldear tu cuerpo con una liposucción/lipoescultura, cambiar tu pecho (aumento de pecho, reducción, elevación), o hacer algún tipo de mejora facial con medicina estética (aumento de labios, pómulos, corrección de arrugas) o incluso con cirugía facial (rinoplastia, cirugía de párpados, etc.), siempre puedes consultarnos, y te aconsejaremos con mucho gusto.

Bueno, después de todos estos consejos esperamos que seáis unas personas activas y de vida saludable… a disfrutar del nuevo año!!

Cirugía plástica, estética y reparadora
Nº colegiada 0203922

Miembro de:
logo secpre

© 2016 - Dra. Patricia Martínez Andrés - Developed by alesc.com