LIPEDEMA



El lipedema es una enfermedad poco conocida (la OMS la reconoció como tal en 2018) y que a menudo se confunde con la obesidad. Es una afección en el tejido adiposo que afecta de forma casi exclusiva a mujeres.

Ni la dieta ni el ejercicio físico consiguen reducir el volumen de estos depósitos de grasa que normalmente se localizan en las piernas pero también en los brazos. La característica principal del lipedema es la desproporción entre piernas o brazos con el resto del cuerpo. Además, este aumento de volumen de las células adiposas por depósito de grasa, conlleva un aumento de la presión en los tejidos, provocando dolor y pesadez.

Aunque existen algunas técnicas para mitigar las molestias, el lipedema sólo puede eliminarse mediante una intervención quirúrgica que extirpe los acúmulos de grasa.

DETALLES


Tiempo quirúrgico

Entre 1 y 3 horas


Anestesia

Anestesia general


Hospitalización

Media estancia (el paciente pasa unas horas en el hospital y se va a su casa en el mismo día de la intervención).


Recuperación

1 semana aproximadamente, aunque la inflamación tarda en resolverse completamente unos 6 meses; en cualquier caso el resultado se aprecia desde las primeras semanas.

LA INTERVENCIÓN


Bajo anestesia habitualmente general, se realiza la ruptura y extirpación del tejido doloroso e inflamatorio que forma el lipedema, mediante una técnica de liposucción. Durante la misma intervención, se pueden trabajar también otras zonas o aprovechar parte de la grasa extraída para mejorar la forma de otras partes del cuerpo. Tras finalizar la intervención se dejan puestas unas medias de compresión o faja, según el caso.


POST-OPERATORIO


El paciente permanece normalmente unas horas en el hospital tras la intervención, tras lo cual se marcha a casa por su propio pie, sin quitarse la faja o  medias hasta la primera revisión. Es obligatoria la deambulación precoz, la toma de antiinflamatorios y de otras medicaciones que prescribimos. A partir de la semana de la intervención aproximadamente, hay que comenzar las sesiones de masaje de drenaje linfático. También es beneficioso para la bajada de la inflamación la realización de ejercicio físico sin impacto. El uso de las medias o faja será durante 1 mes o más. Las zonas tratadas irán desinflamándose progresivamente hasta los 6 meses.

Cirugía plástica, estética y reparadora
Nº colegiada 0203922

Miembro de:
logo secpre

© 2016 - Dra. Patricia Martínez Andrés - Developed by alesc.com