Blefaroplastia o cirugía de párpados, despeja tu mirada

7 diciembre, 2017
blefaroplastia-patricia-martinez-1200x752.jpg

La blefaroplastia, o cirugía de párpados, es el nombre que recibe la intervención quirúrgica que trabaja los párpados. Hay 3 variantes de este procedimiento: la blefaroplastia superior o cirugía del párpado superior, la blefaroplastia inferior, y la blefaroplastia completa, que trata tanto el párpado superior como el inferior.

TIPOS DE BLEFAROPLASTIA

En la blefaroplastia superior se extirpa el exceso de piel que cae por el envejecimiento. Se puede combinar o no con extirpación muscular y de bolsas grasas, según el caso. Hay casos con mucha prominencia de bolsas grasas y otros en los que únicamente hay que extirpar piel. El resultado es una cicatriz en el pliegue natural del párpado que no se nota.

La blefaroplastia inferior reduce las prominencias de las bolsas grasas inferiores, que envejecen la mirada y dan aspecto de cansancio y de falta de sueño. Esta maniobra se puede hacer de forma interna sin dejar cicatrices visibles, o de forma externa. Si además de las bolsas grasas hay también un exceso de piel en el párpado inferior, será necesario eliminarla dejando una fina cicatriz que luego no se aprecia. En el caso de ser necesario, se puede asociar al procedimiento una cantopexia. Es una maniobra quirúrgica que tensa el párpado inferior, el cual habitualmente pierde elasticidad con la edad. Esto se hace sin añadir cicatrices.

RECUPERACIÓN

Según el tipo de blefaroplastia, se puede hacer con anestesia local, sedación o anestesia general, y también dependerá del paciente. La recuperación es de unas horas, en las que el paciente puede irse a casa. Se dejan unos puntos que se retirarán a la semana de haber realizado la intervención.

El postoperatorio consta de algo de inflamación periocular, aunque es posible algún pequeño hematona. En cuanto a la recuperación completa de las actividades (incluido deporte), depende del tipo de blefaroplastia: 10 días con la blefaroplastia superior y 2-3 semanas con la inferior. Se pueden retomar las actividades laborales mucho antes, según el caso.

¿Quién es candidato a una blefaroplastia?

El objetivo de la intervención es rejuvenecer y despejar la mirada en personas que ya acusan los signos del envejecimiento. El exceso de piel en el párpado superior (“cortina” que cae sobre el ojo y que impide la aplicación correcta del maquillaje y puede incluso llegar a disminuir el campo de visión); las bolsas grasas tanto en el párpado superior como inferior, que dan aspecto de cansancio; el exceso de piel en párpado inferior, y la laxitud en los párpados son los elementos principales a corregir.

El resultado es una mirada más fresca, más despejada y rejuvenecida, que devuelve la expresividad a los ojos que van acusando el paso del tiempo, o que desde jóvenes muestran alguno de estos rasgos.

Cirugía plástica, estética y reparadora
Nº colegiada 0203922

Miembro de:
logo secpre

© 2016 - Dra. Patricia Martínez Andrés - Developed by alesc.com